Social

Consumo recomienda consultar las condiciones de cancelación antes de contratar viajes para el verano

Se debe comprobar que el transporte o alojamiento cumple con las medidas para evitar contagios por Covid-19

Equipajes de viajeros.
Equipajes de viajeros.

La Dirección General de Consumo de la Consejería de Salud y Familias recomienda a la ciudadanía prestar especial atención a las condiciones de cancelación a la hora de contratar viajes de cara al periodo estival. Si bien ya se han levantado las restricciones de movilidad derivadas del estado de alarma, la evolución del Covid-19 puede hacer que algunas personas reconsideren el destino inicialmente elegido para sus vacaciones, por lo que es conveniente conocer con detalle la política de cancelación para evitar inconvenientes y reducir al mínimo el impacto económico en caso de querer cancelar el viaje más adelante.

En este sentido, Consumo recomienda que a la hora de contratar un viaje se hagan las comprobaciones oportunas para verificar que tanto el alojamiento elegido como el transporte, en su caso, cumplen con las medidas para la nueva realidad establecidas por la Junta de Andalucía tras la superación del estado de alarma. Entre otras cuestiones se han establecido limitaciones de aforo en las zonas comunes y actividades organizadas de hoteles y alojamientos turísticos, así como protocolos de seguridad, higiene, limpieza y desinfección para evitar posibles contagios de Covid-19.

Igualmente, se recuerda la conveniencia de organizar los viajes a través de agencias especializadas o de páginas web oficiales en caso de contratar los servicios directamente a través de internet. Si se opta por contratar con una agencia, es importante comprobar que la misma está inscrita en el Registro de Turismo de Andalucía y que cuenta con las licencias necesarias. Es recomendable optar por una agencia de confianza, y si es posible, que esté adherida al Sistema Arbitral de Consumo, para poder resolver los posibles conflictos con agilidad.

Asimismo, es importante revisar atentamente el contrato antes de su firma para comprobar que se ajusta a lo solicitado y conocer los posibles suplementos en el precio. Además de la copia del contrato, se debe guardar adecuadamente toda la documentación facilitada, como facturas o comprobantes de pago, ya que es importante para posibles reclamaciones. Igualmente, se debe conservar copia del material publicitario disponible, así como información sobre descuentos y promociones, puesto que la publicidad tiene carácter contractual.

En caso de contratar el viaje directamente a través de internet, es importante hacerlo siempre en páginas oficiales y sitios web seguros, tecleando directamente la dirección en el navegador y no accediendo a través de vínculos que lleguen por ejemplo a través de correo electrónico. Asimismo, durante la contratación y el pago, se debe comprobar que se está gestionando a través de un servidor seguro.

Reclamaciones por incidencias con el alojamiento

En caso de que se produzca alguna incidencia con el alojamiento o la plataforma de reservas, o si, por ejemplo, lo contratado no se corresponde con la realidad, se podrá presentar una hoja oficial de quejas y reclamaciones de la Junta de Andalucía. En este sentido, se debe tener en cuenta que si la reserva se ha realizado a través de una agencia de viajes, la reclamación se debe interponer ante la misma agencia. Si la reserva se ha contratado directamente con el hotel o alojamiento se debe interponer la reclamación ante el propio establecimiento, y si se ha contratado a través de una plataforma web se deberá reclamar ante la plataforma si el problema tiene relación con el funcionamiento de la misma, y ante el alojamiento si tiene relación con el servicio prestado o sus instalaciones.

En todo caso, la empresa reclamada deberá responder por escrito en el plazo máximo de 10 días hábiles, proponiendo una solución al conflicto o justificando que no la ofrezca. Si la empresa no responde en el plazo indicado o la respuesta no fuera satisfactoria para la persona reclamante, se podrá trasladar la reclamación a la Administración. Para ello, se deberá acudir a la OMIC o servicio municipal de consumo del lugar de residencia de la persona reclamante, o en su caso, al servicio provincial de consumo correspondiente.

Si el problema está relacionado con algún aspecto eminentemente turístico, como la clasificación o categoría hotelera, cuestiones de higiene, limpieza, falta de distintivos o señalización, admisión de reservas en exceso, clandestinidad del servicio, etc., la reclamación o denuncia se deberá dirigir a la autoridad turística de la comunidad autónoma donde se ubique el alojamiento.

Ante cualquier duda o consulta en materia de consumo, la ciudadanía puede contactar con Consumo Responde, un servicio gratuito de información y asesoramiento a las personas consumidoras y usuarias, impulsado por la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía. Se trata de un servicio multicanal, al que se puede acceder de forma continuada a través del número de teléfono 900 21 50 80, de la página web www.consumoresponde.es, del correo electrónico consumoresponde@juntadeandalucia.es; y de los perfiles en las redes sociales Twitter (@consumoresponde) y Facebook (www.facebook.com/consumoresponde).

También se puede recibir asesoramiento en los servicios provinciales de Consumo de las delegaciones territoriales de Salud y Familias presentes en todas las capitales de provincia, así como en las Oficinas Municipales de Información al Consumidor (OMIC) y en las organizaciones de personas consumidoras y usuarias.

Fuente: http://www.juntadeandalucia.es

Fundación accesibleConsejería de igualdad y políticas socialesFundación ONCE